Así es el nuevo diamante de 549 quilates de Louis Vuitton


Menos de un año después del descubrimiento del diamante en bruto de 1758 quilates, Sewelô, Louis Vuitton ha obtenido otra gema excepcional. Se trata de Sethunya, que significa “flor” en lengua setsuana, una joya con gema de 549 quilates y cuyo nombre hace un amable guiño a la emblemática flor del Monograma de la firma.

Al igual que con Sewelô, Louis Vuitton se ha unido con Lucara, productor líder de diamantes con calidad excepcional y con HB Antwerp, empresa manufacturera y de cadena de suministro de diamantes, para llevar esta última espectacular rareza, desde el cristal en bruto hasta la piedra pulida y la joya exquisita que se comercializará en tiendas.

Extraído de la misma unidad de la zona sur de la mina propiedad de Lucara, que ha arrojado otros maravillosos tesoros naturales, incluyendo el Lesedi La Rona, de 1,109 quilates y el Sewelô, de 1758 quilates, se estima que este tiene entre uno y dos billones de años de existencia. En cuanto a su apariencia, la nueva pieza es sobresaliente por su consistencia de pureza extrema y por la blancura a lo largo de todo el cristal. Es por ello que se espera que produzca piedras pulidas de belleza inigualable y de la más alta calidad, en cuanto a transparencia y color.

En línea con su larga tradición de personalización, Louis Vuitton planea ofrecer diamantes hechos a la medida obtenidos a partir de este diamante, cortados, pulidos y hechos a medida según los deseos de la persona: la última experiencia de alta joyería personalizada y la oportunidad de crear una gema verdaderamente única, una reliquia familiar con historia. De esta forma, el cliente estará involucrado en el proceso creativo de trazar, cortar y pulir, convirtiéndose en parte de la historia que la piedra llevará consigo a través del tiempo.

Cada diamante será trazado a través de las tecnologías de círculo cerrado de HB Antwerp, con total transparencia, desde su origen exacto en la mina Karowe de Lucara, hasta pasar de las manos expertas de los cortadores experimentados en Amberes a las manos de los artesanos joyeros de Louis Vuitton en sus talleres de París. Todo esto para garantizar la calidad e integridad por la cual Louis Vuitton es conocida en el mundo entero.

“Este año comenzó con la presentación de Sewelô y terminará con el brillante lustre de un asombroso diamante blanco, un maravilloso tesoro natural llevado de forma exclusiva hasta los clientes de Louis Vuitton. El diamante ofrece un refugio seguro, uno de legado y longevidad que perduran”. Así destacan en un comunicado de prensa, agregando que el 2020 también marca el lanzamiento de la colección cósmica de alta joyería de Louis Vuitton, Stellar Times, un homenaje a la belleza fuera de este mundo de las gemas, celebrando su viaje desde la mina hasta convertirse en obras maestras.



Source link

Deja un comentario